Inicio Caritas et Veritas Oración para vencer la desesperación / Preghiera per vincere la disperazione

Oración para vencer la desesperación / Preghiera per vincere la disperazione

En momentos de miedo, haz esta oración que el papa Benedicto XVI rezó en Aparecida

Oración para vencer la desesperación

Quédate con nosotros, porque atardece y el día ya ha declinado” (Lc 24, 29).

Quédate con nosotros, Señor, acompáñanos aunque no siempre hayamos sabido reconocerte.

Quédate con nosotros, porque en torno a nosotros se van haciendo más densas las sombras, y tú eres la Luz; en nuestros corazones se insinúa la desesperanza, y tú los haces arder con la certeza de la Pascua.

Estamos cansados del camino, pero tú nos confortas en la fracción del pan para anunciar a nuestros hermanos que en verdad tú has resucitado y que nos has dado la misión de ser testigos de tu resurrección.

Quédate en nuestras familias, ilumínalas en sus dudas, sostenlas en sus dificultades, consuélalas en sus sufrimientos y en la fatiga de cada día, cuando en torno a ellas se acumulan sombras que amenazan su unidad y su naturaleza.

Tú que eres la Vida, quédate en nuestros hogares, para que sigan siendo nidos donde nazca la vida humana abundante y generosamente, donde se acoja, se ame, se respete la vida desde su concepción hasta su término natural.

Quédate, Señor, con aquellos que en nuestras sociedades son más vulnerables; quédate con los pobres y humildes, con los indígenas y afroamericanos, que no siempre han encontrado espacios y apoyo para expresar la riqueza de su cultura y la sabiduría de su identidad.

Quédate, Señor, con nuestros niños y con nuestros jóvenes, que son la esperanza y la riqueza de nuestro continente, protégelos de tantas insidias que atentan contra su inocencia y contra sus legítimas esperanzas.

¡Oh buen Pastor, quédate con nuestros ancianos y con nuestros enfermos!

¡Fortalece a todos en su fe para que sean tus discípulos y misioneros!

Por Benedicto XVI

Oración de la noche
Oración de la noche

Preghiera per vincere la disperazione a Gesù Bambino

Pieno di fiducia nella tua promessa, eccomi ai tuoi piedi, o divino Bambinello, a esporti le mie necessità. Aiutami a condurre una vita santa, affinché possa giungere un giorno alla Patria celeste; e per i meriti della tua santa infanzia, pèr l’ intercessione dell’ amabilissima tua Madre e dei Santi Arcangeli Michele e Gabriele, degnati di concedermi la grazia che imploro.

Te la chiedo con la più viva speranza perché sai quanto ne ho bisogno. O dolce Bambino, non deludere la mia speranza! Mi affido alla tenerezza ed alla misericordia del tuo Cuore divino, sicuro che ascolterai la mia preghiera. Così sia.

3 Gloria al Padre

Atto di abbandono a Gesù Bambino

Piccolo Gesù, io mi abbandono a te, alle tue mani di bimbo. Voglio rimanere ferma sotto la tua azione, come creta nelle mani del vasaio.

Plasmami, modellami come vuoi tu, come piace a te. Gesù, come un giocattolo nelle tua mani, prendimi, lanciami, lasciami… nella tua volontà è la mia pace. Gesù, mio piccolo re, è tanto bello sapere che il Padre ti ama e ti ha dato in mano ogni cosa; anch’ io sono nelle tue mani custodita dal tuo amore.

Tienimi in te, perché stupende sono le tue opere. Amen.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ultimos articulos